Cal Calaf, donde el tiempo se detiene

En Cal Calaf, la vida transcurre tranquila entre los arcos románicos que la levantaron y que, desde el siglo XII, aún la conservan intacta.

Con una fachada modernista incluida en el Inventario Patrimonial Catalán, este hogar brinda el bienestar y la comodidad más contemporáneos, donde solo el canto de las golondrinas que descansan en el jardín desvanece su calma.